CODIGO DE CONDUCTA FEI PARA EL BIENESTAR DEL CABALLO

La FEI exige a todos los involucrados en el deporte ecuestre internacional reconocer y adherirse al código de conducta FEI y dar fe y aceptar de que en todo momento el bienestar del Caballo debe ser primordial.

El bienestar del Caballo nunca debe estar subordinado a influencias competitivas o comerciales. Los siguientes puntos deben ser de particular adhesión:

1. Cuidados Generales.

    a) Buen manejo o gestión de los caballos.

    El estabulado y la alimentación deben ser compatibles con la buena gestión en el manejo de los Caballos. Heno limpio y de buena calidad, alimento y agua deben estar siempre disponibles.

   b) Métodos de entrenamiento.

    Los Caballos solamente deben recibir un entrenamiento que coincida con sus capacidades físicas y nivel de madurez en sus respectivas disciplinas. No deben ser sometidos a métodos de instrucción abusivos o que les puedan causar miedos para los que no estén debidamente preparados.

   c) Herrado y clavado.

   El cuidado de las extremidades y herrado debe ser de alto nivel. Los clavos deben ser diseñados y equipados para evitar el riesgo de lesión o dolor.

   d) Transporte.

   Durante el traslado, los Caballos deben estar protegidos contra lesiones y otros riesgos de salud. Los vehículos deben ser seguros y bien ventilados, mantenidos a alto nivel, desinfectados regularmente y manejados por personal idóneo. Caballerizos competentes deben estar disponibles para el manejo de los Caballos.

   e) Tránsito.

   Todos los viajes deben ser planeados cuidadosamente y se les debe permitir a los Caballos un descanso a periodos regulares con acceso al alimento y agua corriente según directivas actuales de FEI.

2. Preparación para Competencia.

    a) Preparación y competencia.

    La Participación en Competencia debe ser restringida y ajustada a Caballos y Atletas de probada capacidad. Los Caballos deben contar con un período adecuado de descanso entre el entrenamiento y la competición; períodos adicionales de descanso se deben permitir después de viajar.

    b) Estado de salud.

    Ningún Caballo considerado no apto para competir debe competir o continuar en competencia. En caso de duda pedir consejo veterinario.

    c) Dopaje y Medicación.

   Toda acción o intento de dopaje y uso ilícito de medicación constituye un asunto grave para el bienestar y no será tolerado. Después de cualquier tratamiento veterinario, se debe permitir el tiempo suficiente para una recuperación total antes de la Competencia.   

    d) Procedimientos quirúrgicos.

    No se permitirá ningún procedimiento quirúrgico que amenace el bienestar de un Caballo de Competencia o la seguridad de otros Caballos y /o Atletas.

    e) Yeguas embarazadas o recién paridas.

    Las yeguas no deben competir después de su cuarto mes de embarazo o con potro al pie.

    f) Mal uso de ayudas.

    No se tolerará el abuso de un Caballo usando ayudas naturales o artificiales (ej: fustas, espuelas, etc.)

3. Los eventos no deben perjudicar el bienestar del Caballo:

    a) Zonas de competencia.

    Los Caballos sólo deben competir y ser entrenados en áreas adecuadas y seguras. Todos los obstáculos y condiciones de Competencia deben ser diseñados pensando en la seguridad del Caballo.

    b) Superficies de piso.

    Todas las superficies de terreno donde los Caballos pisan , entrenan o compiten, deben ser diseñadas y mantenidas para reducir los factores que podrían causar lesiones.

    c) Condiciones climáticas extremas.

    Las Competencias no deben tener lugar en condiciones climáticas extremas donde el bienestar o seguridad del Caballo puede verse comprometido. Se deberán tomar las previsiones necesarias a fin de no permitir el enfriamiento de los Caballos, teniendo el equipo adecuado una vez finalizada su participación.

    d) Estabulado en eventos.

    Los establos deben ser seguros, higiénicos, cómodos y bien ventilados y de tamaño adecuado para el tipo y disposición de los Caballos. Una buena zona de baño y agua deben estar siempre disponibles.

4. Tratamiento de la persona al equino:

     a) Tratamiento veterinario.

     Expertos veterinarios deben estar siempre disponibles en un evento. Si un Caballo se lastima o agota durante una Competencia, el Atleta debe desmontar y un veterinario debe realizar la correspondiente evaluación.

     b) Centros de remisión.

     Si es necesario el Caballo debe ser trasladado por una ambulancia y transportado al centro de atención más cercano para su evaluación y posterior tratamiento. A los Caballos heridos se les debe brindar un buen tratamiento de apoyo antes del traslado.

     c) Lesiones en competencia.

     La incidencia de las lesiones sufridas durante una Competencia deben ser controladas. La condición de las pistas de Competencias y cualquier factor de riesgo deben ser controlados cuidadosamente como forma de minimizar las posibles lesiones.

     d) Eutanasia.

     Si las lesiones son de gravedad, el Caballo puede necesitar ser sacrificado por un veterinario tan pronto como sea posible, por razones humanitarias y con el único objetivo de minimizar el sufrimiento.

     e) Retiro.

     Se debe hacer todo esfuerzo para que lo Caballos sean tratados con cariño y humanidad cuando se los retira de la Competencia.

5. Educación.

    FEI exhorta a todos los involucrados en el deporte ecuestre para alcanzar el nivel más alto posible de educación en sus áreas de conocimientos especializados para el manejo y cuidado de los Caballos de Competencia. Este código de conducta puede ser modificado de tiempo en tiempo y todas las sugerencias son bienvenidas. Se prestará especial atención al resultado de nuevas investigaciones y la FEI apoyará y financiará nuevos estudios para el bienestar del caballo.